Del orgullo nacional y otros kilómetros, por Jimmy Montenegro

22 Feb 2017 12:39Por: Deportes.canalrcn.com

Por: Jimmy Montenegro

Dentro de la lógica de un colombiano, llevado por el patriotismo o recién enredado por la euforia de los triunfos recientes, no se permite pensar cómo a esos que llama héroes sobre una bicicleta tenga que conformarse con verlo en televisión, o si la fortuna lo permite tropezarse en cualquier homenaje donde siguen a la misma distancia divina de una pantalla.

Los repetidos reclamos de por qué razón estos hijos de la patria no dejan algo de su brillo en estas carreteras es apenas comparable a pensar, que, en unas vacaciones James pretenda darle una mano a su Envigado o que Falcao quiera cumplir el sueño de vestirse de azul. Porque en esa misma élite de los mencionados se encuentran al menos una docena de ciclistas cuya aspiración de tenerlos más cerca depende de un compromiso nacional, como a Falcao y a James con la Selección.

A finales de 2014 Rigoberto Urán, quien repitió el subcampeonato del Giro ese año, lanzó la propuesta que a algunos les debió sonar a desafío: "sería un orgullo lucir la camiseta 'Tricolor' por el mundo". Su presencia, confirmada con ese mensaje, en los Campeonatos Nacionales del año siguiente hizo eco en Nairo Quintana, Julián Arredondo y Carlos Betancourt. Se conformó, por primera vez en muchos años, una constelación internacional. Se hizo en Antioquia, y aunque Rigo se quedó con el oro en la contrarreloj no pudo con la soñada prueba élite del día final. Tampoco quedó en el pecho de quienes pretendían cargarla en las carreras más importantes del mundo.

El año siguiente fue Boyacá el que armó la fiesta con un propósito más que anunciado. El más ganador en la historia del ciclismo colombiano volvió a competir. Cerca de sus montañas, confundido entre miles de los suyos que hicieron de Sogamoso hasta Tunja una sola alfombra, Nairo terminó cuarto al final de la tarde. Tampoco la medalla de oro y menos la camisa se la quedaron Sergio Luis Henao o Winner Anacona quienes seguirían el resto del año en Europa.

La progresión de las sedes llegó a la cuna del subcampeón del Giro y tercero en la Vuelta del año pasado. El reclamo de Esteban Chaves –el día que ganó la etapa reina en el Giro- por el cambio a última hora de quitar la llegada de la Vuelta a Colombia a Bogotá, lo convirtió, de paso, en el encargado de liderar la campaña de la capital como sede de los Campeonatos Nacionales de Ruta. Como lo pretendieron Rigo y Nairo en su casa, Chaves intentará hacer de profeta en sus carreteras. A esa pretensión, otros de la élite buscan adelantársele; Fernando Gaviria, el mejor embalador de Colombia; Jarlinson Pantano, la revelación del Tour en julio pasado, y de nuevo Sergio Luis Henao, quien quedó a un escalón hace un año del ser el dueño de la 'tricolor'.

Solo esta vez estarán juntos como lo reclaman muchos. Muy cerca, en la carrera séptima, en la Circunvalar, en la 80, o en el 20 de Julio. Varios sueñan con ser embajadores ante los mejores del mundo, llevar la 'tricolor' confundida entre decenas de uniformes. Para que miles suspiren si la encuentran en un televisor recordando que para llevarla hay que hacer una escala obligada en Colombia.

DeportesRCN.com

 

Te puede interesar