VIDEO | ¡Bochornoso! Multitudinaria pelea en partido de béisbol en las Grandes Ligas

31 Jul 2019 12:25:0 | Por: Deportes RCN

Los Piratas de Pittsburgh vencieron 11-4 a los Rojos de Cincinnati en el Béisbol de las Grandes Ligas de la MLB.

El guardabosques Corey Dickerson pegó dos jonrones, el bateador emergente venezolano José Osuna agregó uno y los Piratas de Pittsburgh detienen su peor racha perdedora en ocho años al vencer 11-4 a los Rojos de Cincinnati, en juego que concluyó en una pelea.

Los Piratas terminaron una racha perdedora de nueve juegos consecutivos.

El juego tuvo un final desafortunado, cuando el relevo de los Rojos, Garrett, se dirigió al dugout de los Piratas y lanzó golpes, durante la novena entrada, comenzando una pelea en la que participó activamente su compañero el guardabosques cubano Yasiel Puig.

El piloto de los Rojos, David Bell, enfrenta una suspensión después de correr al campo para unirse a la pelea, luego de ser expulsado una entrada antes.

El entrenador de bateo de los Piratas, Rick Eckstein, le aplicó una "llave" a la cabeza, salió y le gritó al gerente de los Piratas, Clint Hurdle. En total, cinco jugadores de los Rojos fueron expulsados.

La rivalidad se desencadenó cuando el relevo de los Piratas, Keone Kela, golpeó con una bola al segunda base Derek Dietrich en el séptimo episodio.

Después de la entrada, el inicialista de Cincinnati, Joey Votto, caminó hacia el dugout de los Piratas e intercambió palabras con Kela, pero el árbitro Larry Vanover se puso delante de Votto.

Las expulsiones comenzaron en el octavo episodio, cuando Bell fue expulsado por discutir con Puig, que estaba al bate. El relevista de los Rojos, Jared Hughes, fue expulsado en el noveno por golpear al guardabosques dominicano Starling Marte con su primer lanzamiento.

Luego Garrett llegó a intercambió palabras con los Piratas, corrió hacia dugout y lanzó un par de golpes para provocar la pelea.

Garrett fue arrastrado por el suelo por aproximadamente la mitad del equipo de los Piratas antes de que llegaran los refuerzos.

Bell fue uno de los primeros jugadores de Cincinnati en unirse a la pelea y tuvo que ser separado de Hurdle.

Más tarde ayudó a contener a Puig, quien reavivó el combate cuerpo a cuerpo con más gritos y empujones.

A pesar de su actitud de pelea, Puig recibió una cálida ovación de los aficionados de los Rojos cuando salió del campo, posiblemente por última vez antes de la fecha límite de intercambio del miércoles.

También estuvo en el centro de la memorable pelea que siguió al jonrón de Dietrich en abril.