Dos momentos inolvidables en la carrera de John Viáfara: el golazo a Boca y su ‘embarrada’ en La Bombonera

20 Mar 2019 7:19:46 | Por: Deportes RCN
John Viáfara capturado y extradición por narcotráfico

John Viáfara afronta una difícil situación tras ser capturado por narcotráfico y pedido en extradición.

El exfutbolista John Viáfara vive uno de los momentos más complicados en su vida, al conocerse la captura por narcotráfico en Cali y el pedido de Estados Unidos en extradición. Como jugador fue un volante con muy buen remate de media distancia, ordenado en la parte táctica y con muy buen despliegue físico.

En DeportesRCN.com repasamos dos momentos clave en la carrera de Viáfara por los que es recordado sobre todo por los hinchas del Once Caldas.

Aquel 1 de julio del 2004 será inolvidable para los hinchas del ‘Blanco, Blanco’, noche en la que se consagraron campeones de la Copa Libertadores tras vencer a Boca Juniors. John Viáfara es recordado por marcar el primer gol en ese partido a los 7 minutos, una verdadera joya tras un remate de media distancia que venció la resistencia del portero Roberto Abbondanzieri y desató la locura en el estadio Palogrande.

Sin embargo, el volante vallecaucano tiene en sus antecedes una particular anécdota en el estadio La Bombonera en lo que fue el partido de ida de la final. Viáfara se aproximó a la línea para hablar con el director técnico, Luis Fernando Montoya y expresarle una curiosa petición: ¡Profe sácame o déjame ir al baño, estoy que me cago!

Él Profe llamó a su asistente para pedir una segunda opinión. ‘Panelo’ Valencia escuchó atento la petición del jugador y entre los dos tomaron una decisión radical: ¡Cagate, pero no te puedo sacar!

Tras la respuesta del cuerpo técnico, Viáfara no tuvo más remedio que volver a ocupar su posición en el campo con una gran necesidad fisiológica en su estómago, sin mas remedio, pasó lo que tenía que pasar y sus colegas en el campo empezaron a sentir el olor nauseabundo, tras el descontento de todos en la cancha, el volante se desahogó y le confesó a su compañero Samuel Vanegas lo que había pasado: ¡Soy yo Vanegas, me cagué!

Tras el final del primer tiempo, el jugador se fue corriendo al camerino y pudo bañarse. Viáfara pasó a la historia por ser el único jugador que literalmente se cagó en el estadio La Bombonera jugando ante Boca Juniors.  

DeportesRCN.com