Deportes

Fútbol
Tercer Arquero

Tercer Arquero

Tercer Arquero: estamos, pero no jugamos - Primera entrada

El primer partido de fútbol que vi en vivo, es decir, en un estadio, fue un domingo con mi papá y mi tío, una tarde de 1988 para ver a Santa Fe y Millonarios en El Campín...

13 Feb 2020 17:43Por: Deportes.canalrcn.com

El primer partido de fútbol que vi en vivo, es decir, en un estadio, fue un domingo con mi papá y mi tío, una tarde de 1988 para ver a Santa Fe y Millonarios en El Campín.

Dicha experiencia fue una transfusión de sangre inmediata pero letal, que desde entonces me ‘contaminó’ para siempre y qué conllevó a que el fútbol y todo el entorno a este fenómeno social fuera parte de mi canasta básica para subsistir.

Sin embargo, lo que ocurre detrás del arco, en la tribuna y en las afueras, es la inspiración para relatar anécdotas vistas de manera crítica o un tanto objetiva. Tercer Arquero - Estamos, pero no jugamos – es un espacio de opinión y de relatos en forma crónica, donde pretendo compartir experiencias y posturas frente a este hermoso juego desde su contexto inmediato, de lo que ocurre fuera de la cancha, desde la realidad vista por un observador clandestino.

El principal objetivo de Tercer Arquero, es que usted amable lector,  se conecte o identifique con situaciones cotidianas de las que no muchos hablan, conocen o han vivido con relación a este deporte; lugares y personajes poco comunes que hacen del tercer arquero en la nómina de un equipo de fútbol un ser relegado, ajeno,  sin oportunidades pero con un arma contundente: ser parte de un poderoso conglomerado; un espía mimetizado capaz de sacar a flote realidades poco populares recordando una vida futbolera y aprovechar a que ustedes me cuenten de paso, una visión de la suya.  

Soy Carlos Andrés Jiménez, arquitecto javeriano, modelo 78, misántropo y sibarita cada día más. Esa transfusión de sangre recibida por mi papá hace 32 años, me ha llevado a tener una vida paralela a tan hermoso vicio; una relación tan estrecha que desde entonces oigo, veo como una noble y placentera condena. Toda mi vida laboral ha sido diseñando espacios físicos, pero escribir desde hace un tiempo, me ha permitido también construir realidades para así comprobar que al final todos somos adictos al juego.  

Este es un espacio de opinión visto desde los ojos de un fanático más y todos los puntos de vista cuentan, lo importante es dar fe de ello.  

Bienvenidos.

Próximo destino: Viendo al mejor equipo del mundo en su casa en el país más futbolero del mundo.  

Por: Carlos Andrés Jiménez 

Te puede interesar