Wilmar Barrios y las profundas confesiones de su vida: "Tenía dos caminos robar o jugar al fútbol"

Wilmar Barrios se confiesa sobre su vida y su niñez en Cartagena

Wilmar Barrios / AFP

Wilmar Barrios mostró su lado más humano y habló de los momentos difíciles que ha pasado en la vida.

24 Ene 2021 15:24Por: Deportes.canalrcn.com

Wilmar Barrios es uno de los jugadores colombianos con una historia de vida más ejemplar. Un jugador nacido en medio de un panorama difícil y con muy pocas oportunidades. El actual futbolista del Zenit mostro su lado más humano, abrió su corazón y dio unas tremendas confesiones sobre su niñez, su estilo de vida en Cartagena y lo que tuvo que vivir para cumplir el sueño de jugar al fútbol. 

Lee también aquí: En medio de la impotencia, Duque explotó por una nueva caída de Nacional frente a Tolima

En diálogo con Match TV, el colombiano habló del entorno en el que creció y lo difícil que fue elegir jugar a la pelota: "En el mundo en el que crecí, siempre ha habido dos caminos. Uno es el robo y las drogas y el otra es pasar todo el tiempo libre con la pelota. Por lo general no puedes separarte de esa realidad y soñar que algún día saldrás de ese mundo difícil. Pudo haber pasado en mi vida que hubiera elegido el camino equivocado, pero gracias a Dios me gustaba más el fútbol”, le dijo Barrios al canal ruso.

Además, recordó las condiciones de precariedad que tenía él y sus amigos para poder jugar: “Era muy raro que alguien jugara con zapatillas, eso significaba que esa persona tenía dinero y para la mayoría esa oportunidad simplemente no existía. Jugábamos descalzos con las suelas gastadas bajo el sol intenso”. 

En cuanto a la manera en la que se ganaba dinero, Barrios también reveló que le tocó vender jugos: “Mi abuela siempre guardaba hielo y jugos congelados en el refrigerador de casa. Esto es algo que se podría vender en la calle y fue lo que hice para ganar un boleto de autobús de ida y vuelta, con el calor tan fuerte la gente compraba más fácil”.

Lee también: Duque: "Por muy x o la copa que sea, hay que acostumbrarnos a ser campeones, estamos en Nacional"

El cartagenero fue sincero y confesó que aunque nunca le faltó para comer, si le tocó hacer una que otra maniobra: “Siempre teníamos algo para comer. Es cierto que a veces podía ser solo arroz para la cena. A veces se nos ocurría algo para variar, por ejemplo, podíamos espolvorearlo con café molido para el desayuno. Mi abuela realmente no tenía suficiente dinero para pagar en la tienda, todos la conocían como una persona muy decente y sabían que estaba recibiendo beneficios de cuidado de niños. Por lo tanto, podría pedir prestada algo de comida y pagar más tarde, siempre se aseguraba de que tuviéramos algo en el estómago”. 

El mediocampista también contó lo que hizo con su primer salario que se ganó en el Deportes Tolima: “Recuerdo muy bien el día en que gané mi primer dinero realmente serio en Tolima. Recibí aproximadamente 1.300 euros en efectivo a la vez (más de cuatro millones de pesos). Fue una gran cantidad para mí, nunca había visto esto en mi vida y nunca lo tuve en mis manos. Volví a mi casa y le di la mitad a mi abuela. Ella me abre los ojos y dice: “¡¿Qué es esto?!”. Le dije: “¡Esto es para ti! Cómprate lo que quieras”. 

Finalmente, se refirió a su actitud en la cancha dónde a veces es muy serio y aguerrido, señaló que fuera del estadio es una persona alegre: “En el campo estoy dispuesto a dar la última gota de sudor por mi equipo y mis muchachos. En la vida, por supuesto, soy más tranquilo y alegre. Con mis amigos soy una persona muy abierta y me río a menudo, además canto. Hay diferentes momentos que pueden desequilibrarme y puedo explotar un poco. Sin embargo, siempre mantengo la calma, después de todo, tenemos una vida y quiero vivirla con una sonrisa en mi rostro que es lo que estoy intentando hacer”, afirmó.

Vea también: ¿Cuánto ganarán los árbitros colombianos en 2021?

Síguenos en Google News y haz de DeportesRCN tu fuente de noticias favorita

Te puede interesar