Santos reclama por Pelé y duda del récord de Messi con un mismo club

Pelé / AFP

Santos reclama por Pelé y pone en duda el récord de goles de Messi con un mismo club

Santos reclama 448 goles que no se le cuentan a Pelé en comparación con Messi

27 Dic 2020 9:32Por: Deportes.canalrcn.com

En los últimos días se ha hablado mucho en la prensa y en las redes sociales sobre la cantidad de goles que ha marcado Pelé con la camiseta del Santos Futebol Clube. Según algunos estadísticos, el argentino Lionel Messi (Barcelona) se convirtió en el jugador con más goles para un mismo club, alcanzando los 644 goles para el club catalán, excluyendo los amistosos, llamados por algunos como goles oficiales.

Vea también: Juventus espera la respuesta de Dybala a su oferta de renovación

Pelé ya había felicitado a la camiseta 10 del Barcelona, ​​“Historias como la nuestra, de amor al mismo club durante tanto tiempo, lamentablemente serán cada vez más raras en el fútbol”, escribió el Rey en sus redes sociales. Sin embargo, parte de la prensa informa de la hazaña histórica, incumpliendo el mayor de todos los récords, el total de goles en los clubes. Pelé anotó 1.091 goles para el Santos. En las cuentas de la prensa especializada, el Rey del Fútbol marcó 643 en competiciones y los 448 goles marcados en partidos y competiciones amistosas fueron relegados al ostracismo, como si tuvieran menos valor que los demás.

Los 448 goles que hoy intentan descalificar, se marcaron ante los principales clubes y equipos de la temporada. América (México) y Colo Colo (Chile) sufrieron nueve goles de Pelé cada uno. El Internazionale Milán, uno de los principales equipos de Europa en la década de 1960, sufrió ocho goles más del Rey. La lista es inmensa y con participantes peso: River Plate, Boca Juniors, Racing, Universidad de Chile, Real Madrid, Juventus, Lazio, Napoli, Benfica y Anderlecht. El propio Barcelona, ​​donde juega Messi, también fue víctima de Pelé: cuatro goles, marcados en cuatro partidos.

Lee también: Falcao y su regreso con Galatasaray: "Qué bien se siente volver"

El argumento de algunos analistas es que muchos de estos 448 goles marcados en partidos amistosos se enfrentaron a oponentes frágiles, como equipos pequeños o equipos regionales. Aun así, los partidos se disputaron con uniforme oficial, con las reglas oficiales del juego y con acta. Debemos recordar que los clubes solo podían jugar partidos amistosos con la aprobación de las federaciones regionales y nacionales, una de las reglas impuestas por la FIFA, el organizador del fútbol mundial. Tener en cuenta atributos subjetivos, como la debilidad de los oponentes, no es ideal para compilar datos estadísticos. Los números son absolutos. Un gol contra el Eibar es estadísticamente el mismo que el marcado contra el Valencia. Un gol contra el Transvaal (de Surinam) tiene el mismo valor que un gol marcado en el Real Madrid, en el centro del Santiago Bernabéu.

Una pequeña muestra de cómo el recorte estadístico puede engañarnos, es cuando analizamos los títulos del Campeonato Paulista. Cuando consideramos solo la era del profesionalismo en el fútbol paulista (desde 1933), Santos se convierte en el mayor campeón estatal, con 22 logros, junto al Corinthians. De esta manera supera al Palmeiras, que se sitúa en 19. Sin embargo, el revisionismo histórico no puede borrar la historia: los títulos de la era amateur son válidos, con igual importancia que los obtenidos tras la implantación del profesionalismo. Así, Santos suma 22 triunfos, contra 30 del Corinthians y 23 del Palmeiras.

Lee también aquí: “La elegancia de Muriel es la misma de Ronaldo”

Otro punto que hay que considerar y contextualizar, es la estructura de los juegos que hoy se denominan oficiales. El primer torneo nacional de clubes, la Copa Brasil, comienza a jugarse en 1959. El campeonato principal, Paulista, se jugó entre los meses de julio y diciembre, y el extinto Torneo Río-São Paulo ocupaba una pequeña parte del primer semestre. - alrededor de dos meses. Así, los clubes aprovecharon el largo período sin competiciones, para disputas amistosas y excursiones.

Con la apreciación del fútbol brasileño, luego de ganar el Mundial de 1958, los amistosos se convirtieron en la fuente de ingresos para mantener aquí a los principales jugadores. Pese al intenso acoso de los grandes clubes europeos, estrellas como Pelé, Pepe, Zito y Coutinho siguieron jugando en el Santos. El hombre blanco playero pasó más de 1000 días recorriendo el planeta, que está a poco más de dos años fuera de casa. Llegó a ignorar la disputa de la Copa Libertadores en 1967, a pesar de que se ganó el lugar como el subcampeón brasileño del año anterior.

Además, la estructura de la selección nacional de fútbol era diferente. Sin las llamadas "fechas FIFA", los clubes dieron a sus atletas durante largos períodos de tiempo para prepararse para la Copa del Mundo. Pelé no jugó en el Santos por más de dos meses en los años 1962, 1966, 1969 y 1970, sirviendo como jugador de canet.

Te puede interesar