Deportes

Fútbol Internacional
Las verdaderas razones de la salida de Beckham del United al Real Madrid

Beckham durante su época en el Manchester United. AFP

Las verdaderas razones de la salida de Beckham del United al Real Madrid

Ryan Giggs, exfutbolista del Manchester United, habló sobre lo que fue la salida de David Beckham al Real Madrid durante 2003.

11 May 2020 7:26Por: canalrcn.com

David Beckham comenzó su carrera en las categorías juveniles del Manchester United entre 1991 y 1993, año en el que ascendió al primer equipo y, visto como toda una promesa en el mediocampo, su llegada trajo consigo altas expectativas.

Sin embargo, en casi una década de juego, Beckham quizá sintió más las broncas de Sir Alex Ferguson, entonces entrenador del United, que cualquier otra cosa y en 2003 cambiaría sus vestimenta roja por la indumentaria del Real Madrid. 

Ryan GIggs, excompañero de Beckham en el United, estuvo presente en todo momento desde las broncas de Ferguson hasta la salida del mediocampista británico al Santiago Bernabéu. En entrevista con beIN Sports, recogida por The Sun, Giggs explicó el método de Beckham para forzar su salida y mencionó una de las broncas de Ferguson más recordadas

Más noticias: James comienza los entrenamientos individuales con el Real Madrid

Resulta que, tras perder la final de la FA Cup contra el Arsenal en el Old Trafford y una turbulenta temporada, Ferguson y Beckham tuvieron un encontrón en los vestidores que terminó abriéndole la ceja al ex PSG luego de recibir el golpe de un botín que pateó ‘Fergie’.

Al respecto, Giggs explicó que: “Creo que la mayoría de las veces ocurrió por razones futbolísticas. Fue para conseguir que alguien o el jugador, perdieran esa influencia. O simplemente porque era el momento. Los caprichos de David Beckham se estaban volviendo demasiado. Discutía semana tras semana y era el momento de que ambas partes se separaran. Eso sucedió en varias ocasiones”. 

Sin embargo, a pesar de las reiteradas broncas, David no fue el único que sufrió la ira del DT, pues Giggs tuvo uno que otro roce: “Me peleé con él muchas veces. Bastante. Al menos seis o siete veces que me suspendieron sin sueldo por discutir con él. No siempre es fácil estar en el vestuario después de un partido y escuchar que no jugaste nada. Yo no pude tragar. Más tarde, él me demostraba que le importaba e incluso apreciaba que fuera así siempre que no me pasara de la raya, pero él continuaba multándome para demostrar quién mandaba”, concluyó. 

Lee también: Propietario del Manchester City compra un club belga de segunda división
 

Te puede interesar