logo superlike

Jorge Almirón: Luces y sombras en su etapa como técnico de Nacional

2 Ago 2018 18:25:35 | Por: Deportes RCN

Aunque empezó bien, las derrotas en la final del FPC y la caída en octavos de Copa Libertadores ponen en tela de juicio su labor.

Tras la partida de Reinaldo Rueda el vacío que quedó fue enorme. Juan Manuel Lillo arribó para llenar ese espacio. Sin embargo, su aventura en Atlético Nacional duró apenas seis meses, con más bajas que altas.

La dirigencia apuntó hacia Argentina. El elegido, Jorge Almirón. Precedido del subtítulo de Copa Libertadores con el modesto Lanús, el adiestrador tomó las riendas del barco verde, reencausando el rumbo, ligeramente perdido durante la capitanía de Lillo.

Luces

En su primera temporada alcanzó el subtítulo en el FPC tras caer con Deportes Tolima en la final y, además, logró la clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores. Sin olvidar que perdió la Superliga ante Millonarios. Tres hechos que a simple vista no revisten un mayor análisis, salvo el resultado del mero azar deportivo.

No es tan así. La etapa de Almirón en Nacional se marca por luces y sombres, buenos y malos momentos, aciertos y desaciertos. En esa dicotomía, se valora la intención del entrenador argentino de profesar un fútbol alegre, ofensivo, con la posesión del balón como filosofía.

Así mismo, el fichaje de jugadores como el arquero Fernando Monetti, para quien no ha sido fácil llenar el vacío tras la partida de Franco Armani. Igualmente, la apuesta por jóvenes valores como Jorman Campuzano, quien empezó como alternativa y actualmente es una realidad, llevando incluso a la salida de un general de cinco soles como Diego Arias.

Sombras

No obstante, y como en muchos aspectos de la vida, hay cosas para reprochar. Por contexto, una de ellas es la falta de victorias en condición de local. Ocurre que Nacional completa 73 días sin celebrar en el Atanasio Girardot, un lapso en el que empató ante Colo Colo (0-0), Huila (0-0) y Patriotas, y perdió dos veces con Tolima (ambas 2-1).

También se cuestiona la contratación de algunos jugadores como sus compatriotas Rafael Marcelo Delgado, quien ya se marchó, y Diego Braghieri, el cual sigue perteneciendo a la institución, aunque permanece en el ostracismo (no es del gusto de la afición).

Por si fuera poco, bajo su conducción técnica se han dado situaciones llamativas como la alternancia de Vladimir Hernández entre el equipo titular y la suplencia, aun siendo uno de los jugadores importantes del club.  

Le reprochan algunos, además, ciertos cambios y movimientos hechos durante los partidos decisivos, como la final del FPC ante Tolima y la definición de la Superliga frente a Millonarios, así como la reciente derrota como visitante en octavos de final de Copa Libertadores ante Atlético Tucumán (2-0).

Jorge Almirón, de luces y sombras, con muchos desafíos por delante como revertir la serie de Copa Libertadores y ganar la Liga Águila II, y con mucho menos crédito entre la afición verde, la cual no soportaría un resultado negativo más, por lo que vencer a Millonarios este domingo se hace imperioso.

DeportesRCN.com