Deportes

Fútbol Internacional
Fatma Samoura: secretaria general de la FIFA

Fatma Samoura, ¿flechazo o gesto de relaciones públicas de Infantino?

La diplomática senegalesa fue nombrada en 2016 como secretaria general de la FIFA y acá te traemos su perfil.

11 Jun 2019 19:41Por: canalrcn.com

La afable senegalesa Fatma Samoura sorprendió a más de uno en mayo de 2016 cuando fue nombrada por Gianni Infantino como número 2 de la FIFA. Pero tres años después, el trabajo diario de esta mujer con carácter parece entorpecido precisamente por el hombre que la fichó.

¿Por qué ella? La designación para el cargo de secretaria general de esta senegalesa de por entonces 52 años venida de la ONU -donde pasó 21 años por toda África- pero sin experiencia previa en el deporte se hizo de improviso, durante el congreso de México.

Para su contratación, Infantino "aceleró el proceso que él mismo había anunciado", cuenta una fuente cercana.

Según relatos concordantes, los dos se conocieron en África por iniciativa del nativo de Madagascar Ahmad Ahmad, futuro presidente del fútbol africano, durante una visita de Infantino que luego hizo campaña para la presidencia de la FIFA.

"Si hay algo que no podemos reprocharle es que tiene carácter", asegura un buen conocedor de la FIFA sobre esta madre de tres niños.

- Mujer "de carácter" - 

Samoura tiene la importante tarea de suceder al francés Jérôme Valcke, suspendido 12 años (posteriormente a 10 años) por tráfico de boletos.

"Su llegada fue percibida como una buena sorpresa, ya que por una vez era una personalidad no salida de la élite", explica otra fuente. "Al contrario que los pesos pesados de la FIFA, ella no tiene esta cultura de burbuja paranoica".

Aunque desde su nominación, contrasta la misma fuente, "tanto interna como externamente, muchos se preguntaron si fue un truco de relaciones públicas de Infantino".

En público, el suizo insistió en "la experiencia y la visión internacionales" de la dirigente, y justificó su nominación por la necesidad de la instancia de "abrirse a nuevas perspectivas, fuera de las reservas tradicionales".

Pero de puertas para adentro, Samoura se dio cuenta rápidamente desde los primeros días que su tarea, que consiste especialmente en gestionar la administración de la FIFA, no será fácil, ya que Infantino se rodea en todos los puestos de una especie de círculo íntimo.

"Su perímetro es limitado porque la impiden trabajar. El problema es que el presidente se implica en casos donde ella podría aportar algo más", confía una fuente.

De esta manera, Samoura está escoltada por dos secretarios generales adjuntos, el escocés Alasdair Bell, llegado de la UEFA, y la exestrella del AC Milan Zvonimir Boban, encargado de los temas deportivos.

¿Cuál es su balance después de 4 años? "Hay orgullo en muchos africanos por ver a una de los suyos ocupar este cargo", confía un especialista de fútbol africano.

"Desde un punto de vista simbólico, al ser una mujer, hay un impacto indiscutible", añade la misma fuente, que explica que ha jugado "un cierto papel" en la elección del nativo de Madagascar Ahmad Ahmad para la presidencia de la Confederación Africana (CAF), hombre al que habría conocido cuando estaba en el cargo para la ONU en esa isla africana.

- El fútbol femenino "cuesta" -  

Sabiendo que el apoyo de las 56 federaciones africanas es fundamental en la reelección a la presidencia de la FIFA -y Blatter antes que Infantino lo sabía bien- Samoura sigue manteniendo "una relación particular y cierta proximidad con Ahmad", pese a que el aura de este último empieza a apagarse seriamente debido a las continuas acusaciones de mala gestión de la CAF.

El desarrollo del fútbol femenino es uno de los caballos de batalla de la senegalesa. "Hoy el fútbol masculino paga y el femenino cuesta. (Este último) debería pagar y va a pagar", repite constantemente.

"Solo tengo un arrepentimiento: que los dirigentes no se dan cuenta de este maná que está frente a ellos y que solo pide ser explotado", insiste.

De hecho la FIFA designó una responsable para el fútbol femenino, la samoana Sarai Bareman, que sustituyó a la muy eficaz y apreciada suiza Tatjana Haenni, "pero pasa mucho tiempo dando la vuelta al mundo para presentar el trofeo", se sorprende un buen conocedor de la situación.

AFP