El Real Madrid toma impulso antes de la Champions / AFP

El Real Madrid toma impulso antes de la Champions / AFP

El Real Madrid toma impulso antes de la Champions

El Real Madrid derrotó, de visitante, a Barcelona y toma un respiro para encarar la segunda fecha de Champions League.

25 Oct 2020 9:46Por: Deportes.canalrcn.com

Llegaba herido, pero el Real Madrid se impuso 3-1 en el Camp Nou al Barcelona en el clásico liguero el sábado para espantar los fantasmas de la última semana y tomar aire antes de enfrentarse al Borussia Mönchengladbach en la Champions.

"Subidón", "El Madrid siempre vuelve", titula este domingo en primera la prensa deportiva madrileña, destacando el buen desempeño el equipo blanco tras las duras derrotas ante Cádiz (1-0) en el campeonato español y el Shakthar Donetsk (3-2) en la Liga de Campeones.

Vea también: La baja del Barcelona de cara al partido contra Juventus en Champions League

"El Real Madrid reconquistó el liderato y el orgullo en el escenario más complicado, el Camp Nou", afirma este domingo el diario Marca.

La falta de intensidad y apatía que el equipo mostró contra Cádiz y Shakhtar desaparecieron el sábado en un Camp Nou, vacío por la pandemia, para dar paso a un equipo solidario en ataque y defensa.

- 'Buen partido como equipo' -

"Defendiendo tuvimos un bloque compacto y fuerte", decía tras el partido un satisfecho Zinedine Zidane, para el que "hicimos un buen partido como equipo".

Vea también: Sudamericanos en Europa: Suárez brilla mientras Barcelona cae en el Clásico

"El Madrid estuvo como hay que estar: uno para todos y todos para uno. Se ve que hubo acto de contrición y espíritu de enmienda tras los dos recientes chandríos y el equipo funcionó en todas sus líneas, siempre un paso por encima del Barça", escribe este domingo el columnista del diario AS, Alfredo Relaño.

El equipo merengue todavía mostró algunos desajustes en defensa, pero lejos de los errores evidenciados ante el Cádiz y el Shakthar Donetsk, mientras en el centro del campo el uruguayo Fede Valverde animó a su equipo.

El 'Pajarito', que aguantó hasta que el cansancio le obligó a salir, abrió el marcador, pero también distribuyó bien el juego en ataque, generó espacios y dio dinamismo en ataque a su equipo.

De esta victoria también sale reforzado Zidane, al que muchos veían en peligro en caso de una derrota en el coliseo azulgrana.

Vea también: Yerry Mina: “James aporta a mi vida, pasamos mucho tiempo juntos”

"Sabemos lo que 'Zizou' significa para nosotros. Siempre hay que tener tranquilidad", decía tras el encuentro el director de Relaciones Institucionales del Real Madrid, Emilio Butragueño.

El técnico blanco, que se puso de escudo de sus jugadores en los dos anteriores encuentros asumiendo las críticas, recuperó en 90 minutos el crédito que se había ido dejando por el camino en la última semana.

"El francés se presentaba en el Camp Nou amenazado y salió de él con un 1-3 y fortalecido. En situaciones límite, tal y como sucedía en su etapa de jugador, siempre encuentra caminos despejados", escribe este domingo el diario As.

- Victoria balsámica -

La victoria ha llegado como un bálsamo, pero el equipo blanco tiene el tiempo justo para disfrutarla antes de enfrentar un nuevo desafío el martes ante el Mönchengladbach en Champions.

La sorpresiva derrota de la pasada semana ante el Shakhtar achica el margen de maniobra de los merengues, que no pueden concederse más fallos en la máxima competición continental.

"El equipo ha estado francamente bien y queremos repetir resultado y rendimiento el martes", adelantaba Zidane el sábado, libre de unas dudas que afectan ahora al equipo azulgrana.

Vea también: Liverpool le remontó a Sheffield y abre la brecha con los dos equipos de Manchester

El Barça llegaba al encuentro animado con su goleada 5-1 al Ferencvaros en Champions y un ritmo ascendente en su juego, pero la derrota mantiene el foco sobre un equipo en reconstrucción, que el sábado salió al campo repleto de jóvenes como Ansu Fati, quien volvió a responder al desafío marcando.

El delantero se asoció bien con Messi, que sostuvo al equipo hasta que se acabaron las fuerzas, en un partido, que para los azulgranas está marcado por el penal a Sergio Ramos que supuso el 1-2.

"Para mí no es penal", dijo el técnico Ronald Koeman.

Le toca ahora al Barça levantarse para afrontar el próximo miércoles su difícil compromiso de Champions contra la Juventus en Italia.

Te puede interesar