Carlos Raposo / Foto: Collage Clarín/YouTube

Carlos Raposo / Foto: Collage Clarín/YouTube

Carlos Raposo: el estafador más grande en la historia del fútbol

Un futbolista que jugó en Brasil, México, Estados Unidos y Francia sin saber jugar al fútbol. Conoce la historia.

24 Jun 2020 12:58Por: Deportes.canalrcn.com

Las historias de estafadores en el fútbol mundial son interminables. Agentes falsos, supuestos clubes, entrenadores que estafan a los más jóvenes, pero hay un caso en especial que ha llamado la atención del mundo entero. Un futbolista con paso por el fútbol de Europa, México, Brasil y Estados Unidos. Su única culpa es que en realidad no era futbolista.

Te puede interesar: Colombia, décimo país que más exporta entrenadores en el mundo

Carlos Henrique Raposo nació en el año 1963 en Rio de Janeiro de Brasil, el curioso caso de este supuesto exfutbolista fue un tema principal en muchos medios internacionales que lo han catalogado como un estafador, un mentiroso y un abusivo. Tuvo una carrera de más de 16 años en el fútbol sin saber jugar a la pelota. Increíble.

Sin saber jugar al fútbol, una propuesta en medio de humor y sorpresa, le dijo a un amigo suyo que le ayudara a entrar al fútbol. Esta amistad era nada más y nada menos que Mauricio, un ídolo del club Botafogo. Lo curioso es que el contrato que le consiguió no fue en un cargo administrativo ni operativo, lo llevó directamente a la plantilla profesional.

Siempre tenía una excusa para no jugar y por medio de artimañas y médicos conocidos lograba pasar reportes médicos falsos para no jugar dentro de la cancha. Siempre estuvo lesionado. Lo impresionante del caso es que un año después de no jugar ni un minuto en Botafogo, el Flameno lo compró. para repetir la misma historia.

Su método de engaño extralimitaba lo futbolístico y deportivo. Portaba un celular de juguete y simulaba conversaciones con supuestos agentes y clubes del extranjero. En sus clubes pensaban que era un 'crack' con mala suerte por el tema de las lesiones. También compraba algunos periodistas con datos internos de los camerinos y uno que otro 'regalo' económico. Una prensa que lo llevó a jugar en México.

Te puede interesar: Representante de Dayro Moreno: “Hay posibilidades de que vuelva a jugar en Colombia”

Allí llegó a Puebla con ningún partido jugado hasta el momento y con un paso por dos clubes importantes para el continente. En el país centroamericano repitió la historia: lesiones musculares en entrenamientos, reportes médicos falsos y aprovechando el momento tecnológico de la medicina para ese entonces, que no contaba con resonancias para comprobar la gravedad de las lesiones.

Fue a Estados Unidos para militar con El Paso Patriots, equipo donde tampoco jugó, regresó a Brasil para jugar con Bangu y allí disputó su primer partido en toda su carrera. Sorprendentemente llegó a Francia para jugar en el Ajaccio y vestir los colores de un equipo del 'viejo continente' con solo un partido disputado.

Carlos Henrique Raposo luego volvió a Brasil para disputar algunos minutos con Fluminense, Vasco Da Gama y finalizó en América FC de su país. Una carrera con más de 15 años de trayectoria y una participación en algunos minutos de 6 partidos. Definitivamente el estafador más grande en la historia del fútbol mundial.

Te puede interesar: Los 10 jugadores con más partidos en Atlético Nacional

Te puede interesar