Brasil mezcla juventud y veteranía para romper 12 años de sequía continental

13 Jun 2019 21:14:19 | Por: Deportes RCN
Brasil busca romper 12 años de sequía continental

Brasil, anfitrión de la Copa América debuta este sábado ante Bolivia.

Privado de su estrella Neymar, lesionado, Brasil tratará de recuperar su imagen de potencia futbolística en la Copa América que albergará del 14 de junio al 7 de julio, pese a que la Canarinha no gana el torneo continental desde hace 12 años y su pentacampeonato mundial data ya de 2002.

Y lo hará con un equipo que mezcla veteranía con nuevos valores que deben comenzar a demostrar su valía internacional de cara al Mundial de Catar en 2022.

El equipo de Tite deberá despojarse de la 'Neymardependencia' que ha acompañado a la Verdeamarela en los últimos años, con un Neymar que pese a tener sólo 27 años es ya el cuarto máximo goleador de la Seleçao (con 60 tantos), superando ya a mitos como Romario y Jairzinho, aunque por detrás de Pelé, Zico y Ronaldo.

"Tácticamente, (el DT) Tite va a tener que armar una selección sin uno de sus mejores jugadores, Neymar. Pero eso no impide que Brasil haga grandes juegos y consiga conquistar el título de la Copa América", aseguró el miércoles a la prensa Cafú, exlateral derecho de la Canarinha con la que ganó los Mundiales de 1994 y 2002.

Pero puede que, por esta vez, la baja de Neymar sea beneficiosa para el equipo, ya que el delantero del París SG iba a tener que convivir durante el torneo con las acusaciones de violación que pesan sobre él, y por lo que tendrá que declarar este jueves en Sao Paulo.

Eso ocurrió después de que Tite decidiese retirarle la capitanía en favor de Dani Alves, de 36 años y único jugador del plantel actual superviviente del equipo que conquistó la Copa América en Venezuela-2007, el último gran torneo ganado por los brasileños.

Desde entonces, la Seleçao ha encadenado desilusiones, con dos dolorosas eliminaciones en cuartos de final de la Copa del Mundo (2010 y 2018) y la humillación sufrida en la semifinales de 'su' Copa del Mundo de 2014, en la que fue anfitriona, al perder 7-1 contra Alemania en Belo Horizonte.

En el torneo continental, el balance es indigno para todo un pentacampeón del mundo, con dos eliminaciones consecutivas en cuartos de final, ambas en los penales y frente al mismo equipo, Paraguay (2011 y 2015), y sin pasar siquiera la primera fase en la edición del Centenario, en 2016.

Más colectivos sin Neymar

Pese a todo, el relevo está ahí, con los jóvenes Richarlison y David Neres, ambos de 22 años y goledores en el último partido amistoso de preparación para la Copa América, que se saldó con un 7-0 ante Honduras el pasado domingo.

Más que este resultado en sí, frente a un rival muy débil y que jugó en inferioridad numérica desde la primera parte, lo positivo del partido frente a Honduras fue el juego de Brasil.

"Sin la dependencia enfermiza de NeymarBrasil ha mostrado un verdadero juego colectivo", escribió Cosme Rimoli, cronista de la web informativa R7. 

Tite ha admitido incluso que 'Ney' es "indispensable" por su enorme talento, pero eso no le hace "insustituible" dentro del equipo.

Para ocupar el extremo izquierdo de la Seleçao, el viernes en el Estadio Morumbí de Sao Paulo, en la apertura de la Copa América contra Bolivia, David Neres parece tener más opciones de partir de inicio, aunque Everton, de 23 años y promesa del Gremio, también sumó puntos frente a los hondureños.

Otro representante de la joven generación, el punta del Everton inglés Richarlison, también puede ocupar el flanco izquierdo del ataque gracias a su polivalencia, aunque su puesto natural sea el de delantero centro.

Richarlison, de 22 años, brilló en el amistoso contra Catar de la semana pasada (triunfo brasileño por 2-0), en el partido en el que se lesionó Neymar en el tobillo, y también marcó contra Honduras.

"Es importante para mí jugar mi primera Copa América, aunque creo que creo que ya estoy suficientemente maduro (para tomar responsabilidades) porque me fui muy pronto a jugar en Europa", explicó el delantero formado en el Fluminense, club que abandonó a los 20 años para ir al Watford inglés y fichar por el Everton una temporada después.

AFP