Bolivia, entre los 25 años de nostalgia mundialista y la crisis actual

23 Jun 2019 11:0:11 | Por: Deportes RCN
Bolivia, entre los 25 años de nostalgia mundialista y la crisis actual

Bolivia quedó eliminada de la Copa América tras terminar último del grupo A.

Tres derrotas en tres presentaciones, con nueve goles encajados, y la amenaza de un conflicto entre jugadores, cuerpo técnico y dirigentes. Así se despide Bolivia de la Copa América Brasil-2019.

Aquellos tiempos de la Bolivia mundialista, la de figuras como Marco Antonio 'El Diablo' Etcheverry, Erwin 'Platini' Sánchez o Milton Melgar, se sienten cada vez más lejanos.

La selección del altiplano se ha convertido en la 'Cenicienta' de Sudamérica, una etiqueta que por décadas debió cargar a cuestas Venezuela, el equipo que le derrotó 3-1 el sábado en el cierre del Grupo A de la Copa América, luego de los reveses previos ante Brasil, 3-0, y Perú, 3-1.

"Esta es la realidad del fútbol boliviano. Ante esta realidad, ¿qué tenemos que hacer? Trabajar", comentó con resignación el entrenador de la Verde, Eduardo Villegas, en la sala de prensa del estadio Mineirao de Belo Horizonte.

Villegas, sin embargo, aseguró acabar el torneo "relativamente contento con algunos chicos" como el desequilibrante mediapunta Ramiro Vaca o los centrales Luis Haquín y Adrián Jusino. Una de sus metas, después de todo, era dar cancha a futbolistas jóvenes de cara a la clasificatoria sudamericana en vía al Mundial de Catar-2022.

Hay mucho trabajo por delante, como plantea el técnico, pero también existe un clima cargado de tensión con la dirigencia de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

Antes del partido Bolivia-Venezuela, César Salinas, presidente de la FBF, soltó la bomba. "Piensan más en la billetera que en la selección", dijo el directivo a la prensa boliviana, refiriéndose a la negociación de primas a los jugadores por la participación en la Copa América.

El delantero Marcelo Martins, referente de la Verde, fue tajante al responderle: la selección de Bolivia "no tiene todas las condiciones para poder trabajar con normalidad".

Martins y el plantel intentaron manejar con prudencia el caso, pero dejaron claro que entrarían de cabeza en el debate después de la competición.

"No es momento para hacer más polémica y perjudicar a nuestra selección (…). Todos los jugadores conversamos el tema, porque molesta, pero en su momento vamos a hablar", había comentado el jueves Diego Bejarano antes de una sesión de entrenamientos.

No obstante, Martins lanzó dardos cargados de veneno. Pidió en la dirigencia a "gente que le gusta el fútbol realmente y no que viva del fútbol".

'El Diablo' Etcheverry, en sus buenos tiempos, jugó en España, Chile y Colombia antes de ser figura en la entonces naciente MLS estadounidense; Sánchez brilló en Portugal con Boavista y Benfica; y Melgar vistió las camisetas de Boca Juniors y River Plate en Argentina.

Hoy falta jerarquía internacional.

Martins ha jugado en Brasil -recordado como ídolo en el Cruzeiro-, Alemania, Inglaterra, Ucrania y en los últimos años China, pero es una excepción. La mayoría de los futbolistas del plantel tienen nulo o corto recorrido en clubes del extranjero.

Erwin Saavedra, jugador del Bolívar boliviano, fue puesto como ejemplo por Villegas, quien se disculpó por mencionarlo expresamente a él.

"Fue, desde mi punto de vista, la figura para el Bolívar campeón y no pudo desenvolverse y desarrollar todo su potencial en la Copa América porque nuestra Liga es de muy bajo nivel (...) Yo no le crítico, me gusta que le haya llegado la situación de competir" en "alto nivel", comentó Villegas.

El próximo año comienzan las clasificatorias mundialistas. Será una oportunidad para intentar dar señales de mejora con un habitual aliado: los asfixiantes 3.600 metros sobre el nivel del mar de La Paz.