Alfredo Di Stefano es considerado uno de los mejores goleadores del fútbol / AFP

Alfredo Di Stefano es considerado uno de los mejores goleadores del fútbol / AFP

El día que secuestraron a Alfredo Di Stefano

La estrella del fútbol Alfredo Di Stefano vivía su mejor momento cuando fue secuestrado en Venezuela.

14 Dic 2020 16:17Por: Deportes.canalrcn.com

En 1963, Real Madrid gozaba de un presente importante y con la llegada de Alfredo Di Stefano se ampliaban las expectativas del equipo blanco de la capital española. Un capítulo oscuro se vivió en agosto de este año. Un episodio para el olvido y que quedó para siempre en la retina de la estrella argentina y de su historia como jugador y persona.

Lee también aquí: Los dos candidatos para ‘reemplazar’ a Falcao en el Galatasaray 2021

El 26 de agosto de1963, Real Madrid llegaba a Caracas, Venezuela para disputar un partido por la Copa del Mundo y ya estando ubicados en el hotel, no había forma de sentirse inseguros, pero en horas de la mañana del segundo día de su estadía, todo cambió con una visita que llegó para Di Stefano.

Unos policías habían llegado a la recepción del hotel a preguntar por el astro argentino, a lo que el jugador rechazó la opción de bajar a la recepción. De ahí, la decisión de los hombres fue de subir a interceptarlo en su habitación.

Una vez abrió la puerta a los hombres identificados con armas y placas, que generaban cierta incertidumbre en el astro del Real Madrid. El mismo Alfredo les dijo a los hombres que debían hablar con los directivos del club que acompañaban al plantel, a lo que hicieron caso omiso y lo montaron a un carro ubicado en la entrada principal del hotel. De ahí, inició el secuestro de Alfredo Di Stefano.

Lee también aquí: Yerry Mina se sigue reivindicando: Ancelotti y la prensa inglesa lo destacan

Durante tres días estuvo pasando penas en un lugar donde no tenía cama ni baño y para hacer sus necesidades debía dejar la puerta abierta y siempre bajo vigilancia de los guardias. Sin saber de nada, llegó el jefe de todos con el apellido Canales para reconocer que el Frente de Liberación Nacional Venezolano había hecho el secuestro, que no le iba a pasar nada y que necesitaban utilizar esto para mostrarse al mundo. 

Más allá de las aclaraciones, Alfredo confirmó que no pudo dormir en 70 horas, que para él fueron eternas. Los pensamientos de la muerte lo rondaban cada minuto pensando que en cualquier momento iba a entrar un hombre y lo iba a liquidar, pero en realidad fue bien tratado, en la medida de lo posible.

Jugó ajedrez, damas chinas, escuchaba radio y le ofrecían lo que quisiera de comer, pero el miedo agobió al futbolista y le cerró el apetito, trató de comer bocado para evitar problemas de desnutrición. Al final del tercer día volvió a aparecer el jefe Canales y le pidió cambiarse de ropa. El ánimo del jugador también cambió de inmediato cuando entendió que la hora de su libertad estaba cerca.

La coartada de la llegada se dio entre ambas partes, un disfraz, el lugar de dejada no podía ser el hotel porque había mucha prensa y policía, entonces lo dejaron en la puerta de la embajada española tal cual lo pidió Di Stefano, a lo que Canales accedió y avanzó.

Una vez llegó a la Embajada de España, dos personas salieron a abrir la puerta y lo reconocieron automáticamente y le brindaron el apoyo necesario en ese momento y con el apoyo del mismo Embajador, las autoridades del club y del país de Venezuela todo se iba reafirmando. El mal trago había pasado y Alfredo le pidió a Santiago Bernabéu poder marcharse, pero la decisión fue que jugara medio tiempo, algo que el futbolista nunca entendió.

"Los tres días me parecían tres años, cada vez que hay un secuestro pienso lo que me pasó, aunque siempre tuve trato cordial, no es lo mismo" fueron las palabras de Alfredo Di Stefano.

Lee también aquí: Thiago Mendes se disculpa por lesionar a Neymar en PSG-Lyon

Alfredo Di Stefano es el nombre de un jugador que ha logrado dejar una huella imborrable en varios países del mundo. El hispanoargentino, es tal vez uno de los mejores atacantes en la historia del fútbol.

Debutó en River Plate donde jugó 85 partidos y marcó 64 goles, luego pasó a Huracán para jugar media temporada y anotar en 10 ocasiones. Esto, le abrió la puerta al fútbol de Colombia, donde logró aportar para una de las páginas doradas de Millonarios en la historia del fútbol colombiano.

En el conjunto 'Embajador' logró disputar 294 partidos y marcar 267 goles para el equipo de la capital 'cafetera'. 'La Saeta Rubia' como era conocido el argentino, fue uno de los apodos que mas retumbó y seguirá sonando en el corazón de los hinchas azules.

Su actuación de primer nivel con Millonarios lo llevó a vestir los colores del poderoso Real Madrid donde firmó su mejor momento en la carrera profesional. 510 partidos para marcar 418 goles y dejar un promedio de gol de 0.82 por partido.

Te puede interesar: France Football presenta el Dream Team de todos los tiempos

Te puede interesar